Aspectos esenciales a la hora de entrenar las piernas

Aspectos esenciales a la hora de entrenar las piernas

En ocaciones el trabajo de los músculos del tren inferior es menospreciado y dejado de lado para darle énfasis a abdominales, espalda, brazos u hombros, sin embargo no podemos olvidar que este grupo constituye un porcentaje importante de del total de músculos de nuestro cuerpo, por lo que ejercitar de manera localizada glúteos, cuádriceps, isquiotibiales o gemelos en predominante si nuestro objetivo es lograr el equilibrio físico.  

Destacamos 7 aspectos que son esenciales a la hora de entrenar las piernas:  

1.El entrenamiento del tren inferior nos permite conseguir un mejor equilibrio corporal.
2.Mejora la potencia y la velocidad.
3.El trabajo de glúteos y piernas provoca un gran consumo calórico al tratarse de un grupo muscular grande.
4.Activa grupos musculares del tren superior y mejora el entrenamiento del mismo.
5.Fortalece y protege las articulaciones.
6.Reduce el riesgo de sufrir lesiones.
7.Repercute en el rendimiento general.

 

Así pues, no se trata solo de algo meramente estético para lograr un conjunto más proporcionado, que también, el objetivo no es otro que desarrollar y fortalecer grupos musculares cuya incidencia, como hemos visto, es mayor de lo que podría pensarse en un primer momento. El consumo calórico para mantener un peso saludable, el fortalecimiento para evitar dolencias, la mejora del rendimiento y de la forma física de base son argumentos suficientes como para no desmerecer la importancia de entrenar el tren inferior.

Te recomendamos algunos ejercicios que puedes incluir en su rutina semanal para conseguir piernas fuertes y los mejores con o sin implementos. 

 

1. Sentadillas

De pie, con la espalda recta, la cabeza derecha y las piernas separadas a la altura de los hombros, flexionar las rodillas y las caderas hacia abajo. Los brazos pueden estar estirados o detrás de las orejas.

 

2. Estocadas

De pie, con las piernas juntas, las manos en la cintura y la espalda y el cuello rectos, adelantar uno de los dos pies y flexionar ambas piernas hasta formar un ángulo de 90°. Mantener la posición unos segundos y repetir adelantando el otro pie.

 

3. Elevación de talones

Con las piernas separadas al ancho de hombros, despegar los talones del suelo y sostenerse en puntas de pie por unos 20 ó 30 segundos.

 

4. Flexión de aductores

De pie, con las piernas abiertas al ancho de hombros, tirar el cuerpo hacia un lado, casi apoyando los codos sobre esa rodilla. Alternar uno y otro lado.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados